Escríbenos al Whatsapp +56 9 3701 3680

En el mundo de hoy, los audífonos se han convertido en un imprescindible en la vida de muchas personas, frente a esta masificación, el mundo de los conciertos en vivo definitivamente no se quedó ajeno a esta realidad. 


Este texto tiene su origen en una conversación que ocurrió junto a Caro Pérez en septiembre del 2023, (disponible en el canal de Youtube Promusic TV), sobre metodologías y perspectivas para monitoreo de músicos en vivo. 


El monitoreo intra aural, o más conocido como monitoreo in-ear, es cada vez más un estándar en los diversos tipos de escenario, sin hacer distinción a la música que se interpreta arriba de las tarimas. Todo esto comienza a partir del invento de los auriculares, que establecen sus inicios en Francia en 1891 de la mano de Ernst Mercader, un ingeniero eléctrico de aquella nacionalidad, que implementó una especie de audifonos in-ear de sonido monofónico con el propósito de mejorar la calidad de audición de los mensajes  en las centrales de teléfono.


Sin embargo, no fue hasta la década del 1930, con el apoyo de Beyerdynamic, que esta tecnología comenzó a comercializarse al público. En 1958, John C. Koss, músico estadounidense, desarrolló el primer auricular estéreo y de alta fidelidad (un audífono que reproducía un “amplio espectro” de frecuencias) que fue también el primer modelo desarrollado para escuchar los recursos sonoros en un reproductor casero. 


En 1979, en tanto, el walkman cambió la experiencia de escuchar música. Esta tecnología popularizó la portabilidad de la reproducción fonográfica y, además, fue lo que comenzó a estandarizar la conexión de 3,5 mm para todos los audífonos a nivel mundial. 


En el escenario, el primer sistema de monitor inalámbrico in-ear fue desarrollado por la empresa Westone en la década de 1980. Hasta el día de hoy, Westone es una reconocida marca en el ámbito de los productos de audio, especialmente en lo que respecta a auriculares y sistemas de monitoreo personalizado. Su innovador sistema de monitor inalámbrico in-ear sentó las bases para la popularización de esta tecnología en la industria musical en vivo, siendo Stevie Wonder el primero en utilizarlos de manera significativa. 

 

MEZCLAR MONITOREO: CONSEJOS Y APRECIACIONES PERSONALES

Desde mi propia experiencia en el ejercicio de mezclar monitoreo para músicos en vivo, sintetizo a continuación una serie de consejos prácticos, . Es importante mencionar que esto es sólo una visión subjetiva y personal de mi forma de trabajo.

  1. Conoce tus auriculares: En lo posible, dedica tiempo a investigar distintos modelos de auriculares y elige aquellos que se ajusten a tus preferencias sonoras y necesidades para sentirte cómodo a la hora de mezclar. Pienso que es importante tener claro el perfil sonoro de tu audífono para conocer sus características y saber cómo esto influye en tu mezcla.
  2. Orden y ruteos: Por muy obvio que parezca, antes de comenzar a mezclar, ten muy seguro que todas tus entradas y salidas estén asignadas y etiquetadas correctamente. Lo mismo con los receptores de monitoreo inalámbrico, para cada integrante del show que esté escuchando. Ten claro de antemano si trabajarás tus mezclas en modo pre o post fader. Esto condiciona la forma en la que mezclarás a lo largo del show. En mi caso, prefiero siempre trabajar post fader para tener más control con lo que sucede con los canales a lo largo del show y poder mezclar situaciones, como solos de instrumento, o el nivel de la voz para todas las mezclas desde una misma acción.
  3. El volumen: Esto es muy relevante, en todas sus etapas. Es necesario establecer un nivel seguro, tanto para quien mezcla, como para quien escucha.  Es importante el trabajo de ganancia en todas las etapas para evitar distorsiones indeseadas. Desde la consola, enviar un volumen coherente con la sensibilidad de los transmisores inalámbricos y que puedas acordar un nivel de volumen de los receptores que utiliza cada persona a monitorear, así tendrás una sensación acertada de cómo se está escuchando cada mezcla.
  4. Ecualizar: Es lo que determinará en mayor medida el equilibrio entre los elementos de la mezcla. Buscar en ellas la claridad de los elementos y la cohesión estética de estos. En los audífonos es muy difícil encontrar modelos que reproduzcan bajo los 50 Hz. En general, filtrar los canales bajo estas frecuencias, resultará en que puedas obtener más rango dinámico en las mezclas. En las mezclas para cantantes, siempre resulta complejo lograr claridad y definición, por lo que sugiero un filtro aún más agresivo en sus propias mezclas. Chequéalo siempre con el intérprete a quien estés monitoreando, pero en mi experiencia, sobre 180 Hz en voces graves y sobre 200 Hz en voces más agudas hacen que los cantantes escuchen sus voces con más claridad y definición al momento de interpretar.
  5. Dinámica/Compresores: Determinará en gran medida la presencia de los elementos en la mezcla. Con la compresión podrás dar seguridad a los intérpretes en su ejecución, vocal o instrumentalmente. También, debes procurar que las mezclas sean estables en volumen y cohesión. Comprimir en varias etapas, en general con compresiones sutiles, que varían en ataque, release, o cualidad del compresor, según en qué etapa lo esté utilizando. En general, es básico para mí usar compresores en Percusiones o Beats, Bajos y Voces. Comprimir las mezclas ligeramente, en ratio 2:1, en ataque lento (30-40 ms) y release rápido.
  6. Dinámica/Gates: Los micrófonos que están constantemente abiertos, y sin ser usados, tienden a contaminar nuestras mezclas. Ajusta gates para micrófonos de bombo, toms, algunos amplificadores de guitarra, micrófono de intercomunicación, etc. Controlar dinámicamente las fuentes que no se están utilizando te otorgará mezclas mucho más limpias y controladas.
  7. Espacialidad: Es un elemento muy importante al momento de otorgarle personalidad a tus mezclas.Además, considero que su uso es una muy buena estrategia para dar claridad a las mezclas de monitor. En las mezclas de monitor, es ideal manejar los paneos de acuerdo a la perspectiva del músico, para dar una sensación psicoacústica de mayor realidad. Si el guitarrista se ubica a la derecha del cantante, puedes panear ese instrumento ligeramente hacia ese lado en la mezcla del cantante. Eso despejará el medio para obtener mayor claridad en las voces.
  8. Efectos: Si bien lo podemos considerar como un elemento dentro de la espacialización de las mezclas, quise darle un punto a parte por su importancia. Experimentar con efectos como reverbs, modulaciones ligeras o delay, otorgará a las mezclas un sonido característico, con profundidad y amplitud.
  9. Usa micrófonos de ambiente: Una parte importante del monitoreo es poder conectar a quienes están sobre el escenario con el público asistente al concierto. Los micrófonos de ambiente brindan muchas sensaciones a los músicos, por lo que te aconsejo que ajustes el volumen al término de las canciones para amplificar los aplausos o en momentos de interacción con el público.

Y por último, quería dejar lo que considero más importante. Mantener siempre una buena comunicación con quienes estás monitoreando. 


Es vital propiciar la posibilidad de comunicarte fluidamente con quienes estás monitoreando, esto, para comprender sus preferencias y necesidades de monitoreo. Durante la prueba de sonido y el show, estar atento y disponible para ajustar las mezclas según los comentarios. 


Ante todo, me parece muy importante comprender el rol del equipo de sonido. En general el monitorista es quien facilita la comunicación de todo el equipo. Por lo que es central en la fluidez de las pruebas y el show. Trabajar en colaboración con tu equipo y la banda de seguro logrará la mezcla perfecta para el concierto. No hay que olvidarse, la idea es que todxs disfrutemos; tanto quienes escuchan y sobre todo tú, que lo pases bien mezclando. ¡Eso sí que suena!

Reseña autor:

Diego Fernández es sonidista de formación autodidacta, trabajando en la escena musical chilena desde 2015, con trabajos en estudio como ingeniero de mezcla y masterización, y en vivo como operador de sala, monitores y productor técnico.

Actualmente ingeniero de FOH y productor técnico para Princesa Alba, Electrodomésticos y Benjamín Walker e ingeniero de monitores para Nicole. Ha trabajado como ingeniero de sala y/o monitores para Alex Anwandter, Yorka, Andrés Nusser, Cancamusa, Soulfia, entre otros.

Dejar un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.